miércoles, 13 de enero de 2016

Despidos, represión, y vaciamiento de la cultura en Unquillo













El Municipio de la Municipalidad de la localidad cordobesa de Unquillo arrastra desde el pasado mes de diciembre un conflicto laboral con sus trabajadores/as. Originalmente, debido a la falta de pago de dos meses de salario y posteriormente por el despido de 180 trabajadores y trabajadoras, sumado al cierre del área que contemplaba el arte, la cultura y la cuestión social en el municipio.


El pasado 22 de octubre la localidad de Unquillo renovó sus autoridades, ganando la contienda electoral por solo 300 votos Jorge Fabrissin, el candidato de Unión Por Córdoba. Fabrissin fue interventor del municipio durante la última dictadura cívico-militar y, posteriormente, electo intendente, ya en democracia, desde 1995 hasta 2003.

La gestión que asumió el pasado 10 de diciembre ha estado atravesada desde los primeros días por conflictos, despidos masivos, falta de prestación de servicios municipales esenciales, reclamos de la gente, represión policial y persecución política a los y las trabajadoras/es.

Durante todo el mes de diciembre, los y las trabajadores/as del municipio se mantuvieron en estado de asamblea permanente, ya que se les adeudaba el salario del mes de noviembre, que recién fue abonado a últimas horas de la tarde del día 24 de diciembre, luego de reclamos y movilizaciones. A la fecha, ni el salario correspondiente al mes de diciembre ni el medio aguinaldo han sido abonados a aquellos trabajadores/as que no fueron despedidos.

Días después, los trabajadores y trabajadoras se encontraron con el peor escenario: la municipalidad vallada con un cordón de guardia de infantería y una lista que señalaba qué personas podían entrar y quiénes estaban desvinculados/as. De este modo se conocía la noticia de que 180 personas fueron despedidas por decreto de diferentes áreas municipales sin siquiera ser notificadas. La razón argüida por el municipio es la imposibilidad de pagar los salarios, aunque el criterio de selección de los despidos aún no se conoce.

A partir de allí se vivieron momentos de mucha tensión con la policía y con las autoridades municipales y se desencadenó una lluvia de reclamos desde la comunidad local ante la falta de servicios y los despidos masivos, que dejaron a más de 200 familias sin sustento y eliminaron de hecho todos los proyectos sociales, culturales, artísticos y comunitarios de la ciudad.

A continuación compartimos el video realizado por el Cine Comunitario Unquillo sobre la situación del vaciamiento de las áreas municipales y los despidos.


De lo laboral a lo social: el cierre de las áreas más sensibles de la municipalidad de Unquillo


En paralelo a la dura situación que viven los y las despedidas del municipio, y la situación de la ciudadanía que ha visto vaciada la prestación de servicios municipales, la otra lucha que se viene dando, atravesada y mancomunada, es por el no cierre de los proyectos culturales y sociales de Unquillo. La EPA (Escuela Popular de Arte), el Cine Club, el proyecto barrial y educativo Rayuela, y todos los proyectos sociales y barriales que nuclean peligran en su continuidad y varios han sido cancelados.



En la etapa posterior a las inundaciones en la región de febrero de 2015, que profundizaron muchas problemáticas sociales preexistentes, las acciones culturales, artísticas y comunitarias impulsadas desde algunas dependencias del municipio en conjunto con organizaciones sociales de la zona, eran esenciales a la hora de pensar la contención y el trabajo colectivo con la comunidad.

A raíz de esta situación se viene llevando adelante la campaña “La cultura en Unquillo no se toca”, impulsada principalmente por los profesores y alumnos de la EPA, con el objetivo de reclamar por el no cierre de los proyectos, no sólo por lo estrictamente laboral, sino y principalmente por la función social que cumplen. En este marco, el pasado jueves se realizó una movilización y un festival. Entrevistamos a Luis Arévalo, sociólogo, y Cecilia Cortés, psicóloga, ambos/as despedidos/as del Área de Participación Ciudadana de la municipalidad de Unquillo, la primera área vaciada a tres días de asumir el nuevo intendente:

Con futuro incierto, la lucha llevada adelante por los y las trabajadoras/es y sectores comprometidos con estos reclamos continúa, como también la ola de reclamos por la no prestación de servicios con normalidad de la municipalidad- Un comienzo conflictivo para el nuevo intendente de Unquillo, quien meses atrás declaraba a la radio local Nativa, en relación a su paso como interventor en la última dictadura cívico militar, que “si yo hubiese tenido todos estos conocimientos, por supuesto que no hubiese colaborado… por supuesto que no, porque es una actitud ante la vida, eso ya se que no se debe hacer más (…)".

viernes, 18 de diciembre de 2015

Ladran Sancho - 17 de diciembre de 2015, último programa del año.

Ladran Sancho es una mezcla de sensaciones, de energías y de ganas de hacer. Nacimos en el 2013 de la mano de Redacción 351. Zumba la Turba es nuestra casa y La Quinta Pata el segundo hogar. Hoy somos mujeres que ladramos cultura cordobesa, que apostamos cada día a las raíces de la docta. Tenemos agenda, música en vivo, reflexiones, anécdotas.
En este, el último programa del 2015 quisimos hacer un balance del año cultural, quisimos hacer un cierre para volver a nacer en el 2016. Nos acompañaron, como siempre que los necesitamos, hermosos artistas locales:
Camila Garcia Reyna, de la mano de sus letras que dicen tanto.
Toch, con su amor y su música que llena corazones.
Gastón, con su pasión por el cine y la lucha de hacer nacer, y ver crecer sus sueños.
Y Diana, Flor, Viole y Cande, que apuestan todos los días a la comunicación desde abajo y con corazón.
Y todos ustedes del otro lado, que escuchan la señal de que cabalgamos...
Salú!


jueves, 17 de diciembre de 2015

Raúl Zibechi: “el consumismo es uno de los peores escenarios políticos en el que nos metemos”


En la emisión de Enredando las mañanas del martes 1ero de diciembre escuchamos una entrevista realizada a Raúl Zibechi, en el programa Piedra Libre de Radio La Colectiva. El periodista uruguayo reflexionó sobre las propuestas de consumo llegadas de la mano de los gobiernos progresistas de la región, y los límites, apropiaciones y contraindicaciones de este modelo.

AUDIO descargar

Para Raúl Zibechi, el actual modelo de consumismo es una política consistente de los últimos años: “por un lado, ha habido un aumento del consumo como consecuencia de un periodo de mayor crecimiento económico y de mayores ingresos por parte de los sectores populares, pero por otro lado ha habido una política expresa de fomentar el consumo, el consumismo, en toda la región, ya sea con gobiernos progresistas o no, pero en este caso me estoy refiriendo a los gobiernos progresistas, y de forma muy clara en Brasil y Argentina.  En el caso de Argentina había habido un deterioro muy fuerte de la capacidad de consumo y en Brasil los sectores populares nunca habían tenido acceso al consumo, los 40 millones que salieron de la pobreza no tenían anteriormente antecedentes de participación en el consumo. Fue una política realmente impulsada desde los Ministerios de Economía, desde las políticas que se han realizado y sobre todo a raíz de lo que es la política de inclusión financiera”.

De todos modos, el periodista uruguayo aclaró que existe una trampa: “el 60% de los ingresos de los sectores más pobres en Brasil son transferencias monetarias bancarias. Esas transferencias monetarias les permiten acceder a tarjetas de crédito que antes no tenían, entonces estamos con una tarjetización masiva con créditos al consumo de sectores de muy bajos ingresos, sectores populares que antes no tenían acceso al crédito, y un fomento de lo que es la inclusión financiera”.

Para Zibechi, esta inclusión financiera pareciera dar cuenta de un paso adelante para la gente, en el sentido de que estarían todos incluidos, pero en realidad se trata de una prisión en la que se termina metiendo la gente en el marco de su dependencia al sistema financiero: “esta es una discusión de largo aliento pero creo que al terminar el ciclo de aumento del consumo, de crecimiento de las economías y empezar - en el caso de Brasil y Argentina - una caída o un enlentecimiento aparecen las consecuencias de estos 10 años. La primera es que las familias están endeudadas, la segunda es que las tasas de interés empiezan a crecer porque aumenta la inflación porque la variable económica indica que las tasas de interés crecen, y en tercer lugar al haber menos empleo y al haber más dificultades para llegar a fin de mes las familias endeudadas tienen más dificultades para pagar sus deudas. Entonces lo que se pretendió hacer de mejorar la situación de la gente a la larga termina aumentando la precarización. Esto es tremendo porque se produce un endeudamiento masivo sin haberse modificado el lugar estructural de esas personas, siguen estando con salarios muy bajos, la mitad de la población tiene menos de 15.000 pesos de ingresos en Uruguay, no ha habido cambios estructurales pero sí acceso al consumo”.

“La consecuencia más grave del consumismo –continuó el periodista– es la que mencionaba (Pier Paolo) Pasolini, el cineasta italiano, el consumismo despolitiza, genera conformismo, apatía, dependencia e insatisfacción permanente, entonces ojo con el consumismo, yo creo que es uno de los peores escenarios políticos en el que nos metemos”.

En este sentido, Zibechi explicó que el consumismo genera un conjunto de comportamientos de muy corto plazo: “búsqueda de satisfacción inmediata y sobre todo de despolitización, de no participación. Pasolini llamaba al consumismo una mutación antropológica, esto quiere decir que el comportamiento del ser humano se ha modificado, la antropología, la cultura humana es algo que evoluciona muy lentamente en el tiempo. Ya Pasolini lo veía en los años ’70 que fue cuando él planteó esto en una recopilación de artículos que se llama ‘Escritos Corsarios’. Él veía cómo el consumismo aplana las diferencias culturales, aplana las diferencias entre una cultura popular y una cultura burguesa, aplana las diferencias entre lo que quiere un joven y un anciano, todo el mundo va detrás del consumo, entonces me parece que aquí hay una situación en la humanidad grave, por la cual estamos llegando a un nivel de comportamiento francamente problemático”.

En este punto, el escritor uruguayo aclaró que la principal víctima del consumismo, además del ser humano, es la naturaleza: “el consumismo, y eso no hay ni que explicarlo, implica una fuerte degradación de la naturaleza; se achaca el deterioro ambiental al capitalismo, al extractivismo, sí, muy bien, pero además el nivel de consumismo no es sostenible desde el punto de vista ambiental, propone un consumo infinito. Voy a poner un ejemplo, uno puede hablar con una abuela y preguntarle en qué año se compró su primera heladera, y probablemente haya sido en los años ’40 o ’50 y todavía funciona, ahora vos te comprás un electrodoméstico y a los 5 años lo más seguro es que tengas que cambiarlo porque hay esto que se llama una caducidad programada, una obsolescencia programa. A mí me acaba de pasar con unos zapatos, me los compré y a los 10 meses tienen una rajadura en la suela. Lo que quiero decir es… ¿necesitamos cambiar todos los años de celular? ¿Los zapatos, la ropa? Eso implica una sobreexplotación de la naturaleza, aparte de toda la cultura, lo subjetivo, los cambios que se dan en las personas. Es una alienación de un nivel insospechado décadas atrás”.

Al hacer referencia a algunos conceptos que se han manejado últimamente en algunos países de la región como ‘el buen vivir’, se le consultó a Zibechi cómo se contrapone esta idea con la política del consumismo: “aquí hay un problema –reflexionó–, la misma frase ‘buen vivir’ es confusa, porque buen vivir en los pueblos originarios es vivir en armonía uno mismo y con la naturaleza, ahora trasladado a un país consumista o a una cultura consumista el buen vivir parecería ser tener el último plasma, el último iphone, el último coche. Buen vivir no es tener más comodidades, creo que nuestra generación tiene muchas más comodidades que las que tenían nuestros abuelos, yo nací en un país donde teníamos aquellos championes (zapatillas) que se agujereaba la suela y la recauchutábamos, íbamos a la estación de servicio y se recauchutaban las suelas, y la ropa se pasaba de un hermano a otro y se zurcía, y mi madre era de clase media, no eran pobres, y se zurcía la ropa, las medias, los pantalones, y no era una vergüenza. Hoy eso queda muy lejos, pero el buen vivir no es tener más, sino es ser alguien armónico consigo mismo, con sus semejantes y con el medio, y en esa trampa es donde estamos yo creo que bastante tocados”.

Zibechi, además, expresó que en estos años hay mucha simbología apropiada de una manera problemática: “por ejemplo es muy común que una demanda de los movimientos sociales o de la sociedad por más libertad sea devuelta a la sociedad como una forma de esto de la inclusión; la inclusión me parece que es un desastre porque al excluido se lo incluye pero debajo de la mesa, la inclusión financiera no es más democracia, es un negocio para el capital financiero, no hay ninguna duda. Ahora en Brasil acaban de salir unos datos que dicen que en plena crisis cuando su Producto Bruto Interno cae un 3% en este 2015, las ganancias de la banca son las mayores de la historia. Y esto tiene una explicación, la gente está endeudada y si deja de pagar les rematan la casa, el coche, lo que sea, entonces esa es una trampa, el sistema financiero es un elemento de succión de riquezas, es extractivismo, es capital financiero, entonces en esta situación es donde observamos que estas propuestas de mayor libertad son devueltas pero para favorecer a un sector de la sociedad, en este caso la gran banca, y así estamos. Ese es un grave problema que requerirá mucho tiempo para que la gente pueda descifrarlo si es que lo conseguimos, el poder diferenciar en qué terreno se mete y en cuáles no”.

Vanesa Sartori: "Esas fueron las convicciones: tratar de hacer algo distinto por el bien común y poder decirle definitivamente chau a Monsanto de Malvinas"


Desde hace unos años, Malvinas Argentinas, una localidad de la provincia de Córdoba hasta entonces ignota, se convirtió en bastión de la lucha contra la multinacional Monsanto. La resistencia a la instalación de la planta clasificadora de semillas se ha dado en distintos frentes y protagonizada por diversos actores sociales. Entre ellos, uno de los más representativos fue la Asamblea Malvinas lucha por la Vida, formada por vecinos y vecinas de la zona, donde luego de diversos procesos se desprendió la iniciativa electoral Malvinas Despierta, desafiando la hegemonía del radicalismo y alcanzando el segundo lugar en las elecciones locales del pasado mes de junio.

Este miércoles 9 de diciembre asumieron sus cargos José Luis Castellanos, Víctor Hugo Mazzalay y Vanesa Sartori como concejalxs y  Celina Molina como vocal del Tribunal de Cuentas, pertenecientes a Malvinas Despierta.

En el Enredando las Mañanas conversamos con Vanesa Sartori para interiorizarnos acerca de sus perspectivas de la lucha contra Monsanto en el nuevo contexto nacional y regional.

Descargar audio.

ELM: Vanesa, sabemos que hoy es un día muy importante para ustedes, ¿qué es lo que va a suceder?

Vanesa Sartori: En el día de hoy [miércoles 9/12], se nos va a hacer entrega de nuestro diploma y vamos a prestar juramento como concejales electos ya en funciones a partir de las 18hs. De Malvinas Despierta, que fue la fuerza que disputó en las últimas elecciones contra el radicalismo de Daniel Arzani -aunque en esta oportunidad no fue él como candidato a intendente, sino su secretaria de gobierno, Silvina González. Luego de varias maniobras poco claras el día de la elección y en la previa, la diferencia por la que nosotros perdimos fue de menos de 300 votos, y logramos conseguir tres bancas de concejales y una de tribunal de cuentas. Todos nosotros, junto con los concejales de ellos, estaríamos asumiendo en el día de hoy y en el día de mañana, 10 de diciembre, se estaría haciendo el acto de asunción de la futura intendente.


ELM: ¿Qué implica el cambio en la localidad de la presencia de Malvinas Despierta, luego de tantos años de presencia radical incuestionable?

VS: Venimos un poco a quebrar la hegemonía radical, porque Arzani estaba acostumbrado a ganar con el 80% de los votos en todas las elecciones en las que se postuló. Por supuesto que el conflicto Monsanto lo debilitó y fue carcomiendo las bases de su gente y nos ganó por una diferencia escasa de 300 votos, como decía antes. Entonces, para nosotros es un logro muy importante, primero porque también es simbólicamente un hecho muy significativo que miembros de la Asamblea ahora estemos dentro del Concejo Deliberante, con todo lo que implicó la lucha contra el gobierno municipal y contra  lo que fue el acceso a la información de todo tipo, que fue totalmente negada y en varias oportunidades tuvimos que dirigirnos a la justicia para lograr tener acceso a ella. De alguna forma, también sentimos que es un voto de confianza y el reconocimiento de nuestros vecinos que confiaron en un proyecto político distintos, en ideas distintas, quisieron justamente apostar a algo diferente.


ELM: Además del contexto local, en el que el radicalismo se ha debilitado, vemos que a nivel nacional el proyecto que sostiene la instalación de las trasnacionales y el modelo extractivista ha salido refrendado y fortalecido en estas elecciones a nivel nacional y provincial. ¿Cómo ven ustedes la continuidad de la lucha en contra de la instalación de Monsanto en Malvinas en este nuevo contexto?

VS: Justamente vemos, como acabás de decir, que el panorama que tenemos a nivel nacional y provincial no es para nada óptimo, porque justamente los ministros nuevos van a ser todos jefes de empresas multinacionales, y de hecho en Buenos Aires sabemos que un gerente de Monsanto va a ser ministro de agricultura. Pero sabemos también que ahora contamos con la ventaja de tener la información de primera mano, y que teniendo nuestros concejales adentro, estando nosotros adentro, para la empresa no va a ser tan fácil. Porque si bien está el rumor desde hace tiempo circulando, que ellos quieren volver a presentar otro estudio de impacto ambiental en Malvinas Argentinas, para eso necesitan poder tener una nueva aprobación de ordenanzas. Y ahí vamos a estar nosotros para defender, en las calles, con la manifestación social como siempre lo hemos hecho, en las medidas jurídicas cuando sea necesario, pero ahora también desde adentro de la fuerza legislativa, oponiéndonos e informando a los vecinos de todas las maniobras que se quiera intentar hacer. O sea, para nosotros, todo lo  demás que veníamos haciendo continúa, pero ahora se fortalece porque también tenemos otro espacio de lucha concreta dentro de la misma municipalidad y ellos también lo saben, Monsanto y la misma gente de la municipalidad de Malvinas Argentinas. Nos han llegado bastantes trascendidos de que están bastante inquietos sabiendo que nosotros vamos a estar ahí adentro y que ya no van a poder hacer las cosas tan acostumbrados a manipular todo como lo venían haciendo siempre.


ELM: ¿Cómo fue  la decisión que tomaron desde la Asamblea de Malvinas lucha por la Vida en hacer brotar esta organización que es Malvinas Despierta que ha logrado justamente ingresar al Concejo Deliberante, cómo fue ese proceso?

VS: En realidad, fue un proceso largo y complicado, no fue nada sencillo porque sabíamos que asumíamos otro paso más adelante y también había muchos miedos y muchas incertidumbres. Pero era mayor la convicción de que había posibilidades reales de lograr un cambio, que había posibilidades reales y concretas de poner fin a todas las maniobras turbulentas que se venían realizando desde hace tantos años en Malvinas Argentinas. Entonces nosotros veíamos que contábamos con el apoyo de los vecinos en el proceso de Monsanto, y también con la convicción de lograr poder ser gobierno para decirle No a Monsanto, para que se fuera de Malvinas Argentinas, para poder hacer lo que hicieron en Río Cuarto. Realmente esa fue nuestra motivación principal, de hecho fue uno de nuestros principales lemas de campaña, el No a Monsanto. En el último tiempo la campaña se terminó polarizando ente nosotros -que éramos la lista más representativa del No a Monsanto- y la lista del oficialismo.

Entonces la principal idea era, por supuesto, ponerle fin a Monsanto, pero además vimos que había un montón de necesidades insatisfechas en los vecinos, en la gente de nuestro pueblo y nosotros creemos que desde las ganas de trabajar y de colaborar y el trabajo en equipo -porque el grupo humano que tenemos es excelente-, y también contamos con apoyo profesional y logístico de mucha gente, entonces podíamos lograr dar una buena respuesta y hacer un gobierno más equitativo. Esas fueron las convicciones: tratar de hacer algo distinto por el bien común y principalmente poder decirle definitivamente chau a Monsanto de Malvinas.

También tenemos claro que es un nuevo desafío porque hay que sostener la lucha en los diferentes espacios sin descuidar tampoco la movilización social, que fue importantísima y uno de nuestros pilares fundamentales, pero ahora con otra fuerza.

martes, 15 de diciembre de 2015

Los desafíos de la comunicación en la Argentina poskirchnerista


Por Francisco Godinez Galay, CPR-CEPPAS. Estas son algunas de las deudas de la gestión anterior y nuevos temas que a nuestro criterio serán fundamentales para el ciclo que comienza.

Mediante el decreto 13 de 2015, el mismo 10 de diciembre que asumió la presidencia Mauricio Macri, se creó el Ministerio de Comunicaciones. Según se establece en la norma, la intención es que bajo su égida quede la administración de AFSCA y AFTIC (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual y Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y la Comunicación), hoy dependientes directamente de presidencia. Como ministro, se designó al radical Oscar Aguad.

Ahora bien, ¿cuáles son los desafíos del flamante ministerio? Estas son algunas de las deudas de la gestión anterior y nuevos temas que a nuestro criterio serán fundamentales para el ciclo que comienza:

1. Medios comunitarios. Durante 6 años de ejecución de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual se fueron logrando avances a cuentagotas, para finalizar con una resolución que otorga el reconocimiento a una centena de radios comunitarias. Pero no es suficiente. Para garantizar el derecho a la comunicación y construir un sistema de medios democrático, será necesario que se regularice el panorama mediante realización integral de planes técnicos, llamados a concurso, otorgamiento de licencias y fondos específicos, y sobre todo, el reconocimiento del valor de este tipo de medios, tanto en lo simbólico como en lo concreto.

latas12. Desconcentración. No existe sociedad democrática en donde la palabra la acaparen unos pocos. El espíritu contenido en la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual nunca fue del todo realizado. Es menester avanzar en la desinversión de los grupos excedidos en cantidad de licencias. Un desafío puntual será si se opta o no por hacer cumplir la ley al Grupo Clarín y si se mantiene a raya a grupos como Telefónica. El punto es neurálgico porque de eso depende construir o no un sistema de medios en donde haya más voces, más discursos, donde todos los sectores estén expresados, y eso redunde en contar con mejores herramientas para el desempeño ciudadano o no.

3. Publicidad oficial. El siempre álgido tema de la pauta oficial no fue tratado por la Ley de SCA ni por el anterior gobierno, salvo para la clásica utilización como sistema de premios y castigos. Es necesario ir hacia una ley democrática de publicidad oficial que se atenga a los estándares internacionales tanto en la materia como en cuanto a libertad de expresión en general, y hacia un rol proactivo en la materia por parte del futuro Ministerio.

4. Convergencia. Si bien la existencia por separado de una ley para medios audiovisuales y otra para telecomunicaciones, como así dos organismos separados, tuvo su razón de ser, la creación de un Ministerio de Comunicaciones que centralice ambos temas, tiene el desafío de que eso signifique modernizar la acción del Estado en la materia, pero que a la vez no suponga el avasallamiento o una indiferenciación que licúe las especificidades y necesidades de cada sector. Habrá que prestar especial atención a la modernización de las redes, a garantizar los servicios, a los derechos digitales, y a que ningun jugador acapare mercado.

5. Comunicación como un derecho. La nueva gestión deberá entender que la comunicación no es solo un servicio asociado al consumo, sino que sobre todo se trata de un derecho que debe ser garantizado, porque además es fundamental para garantizar todo el abanico de derechos. Una mirada sobre la comunicación que se centre en generar condiciones para crear valor y competencia a nivel mercantil, estará equivocando el rumbo con respecto al verdadero rol del sector: hacer que la ciudadanía pueda comunicarse entre sí, acceder a información, expresarse. Por eso, se debe garantizar la independencia y representatividad plural de los órganos de aplicación. Y se deben generar programas de fomento económico para experiencias de medios con menos posibilidades de sostenimiento.

Para complementar, entre otros desafíos que se abren en 2016 en torno a la comunicación, algunos corresponderán a la conducta que tenga el Poder Legislativo. Deberá ser capaz de propender a la convergencia, sin encapricharse con desintegrar todo lo construido, y encarar las reformas que sean convenientes y necesarias. No hace falta tirar todo abajo y empezar de cero. Al contrario, sería un grave error.

Asimismo, será fundamental ver cómo se encaran los debates en torno a leyes urgentes como de pauta oficial y de acceso a la información pública.
Debemos mencionar, a su vez, que habrá que estar atentos para que la absorción de AFSCA y AFTIC por parte de un Ministerio, no atente contra el diseño institucional consagrado por ley. AFSCA y AFTIC son órganos autárquicos, lo cual tiene la potencialidad, al menos en los papeles, de garantizar margen de acción, independencia, y para posibilitar algunas competencias. Si bien todo órgano autárquico, depende de alguna instancia estatal, las competencias previstas en el decreto 13/2015 para el nuevo Ministerio, implican la dependencia de las directivas del Poder Ejecutivo. Esto, a priori, entorpecería un funcionamiento institucional transparente. Si bien la autonomía del organismo no es garantía de independencia y buen funcionamiento -no lo ha sido en estos seis años-, la dependencia directa del poder de turno, impide la posibilidad en contrario.

La comunicación no es rehén de ningún gobierno







Mediante el Decreto de Necesidad y Urgencia 13/2015 que modifica la Ley de Ministerios creando nuevos organismos y transfiriendo competencias, el nuevo gobierno acaba de otorgarle el poder para la  aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual  al Ministerio de Comunicaciones, dentro del cual sitúa a la AFSCA y la AFTIC. Esta norma les quita el carácter autárquico y descentralizado a ambos organismos.


Esta decisión fue hecha explícita de manera pública por el flamante ministro Oscar Aguad, quien declaró que: “La regulación de la Ley de Medios no va a subsistir en nuestro gobierno. Los medios van a competir libremente en el mercado y trataremos de ayudarle a los más pequeños”, lo cual no alienta muchas esperanzas para nuestros medios, ni  para la pluralidad de voces.

La Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA) es por definición independiente del Estado, de sus instituciones y de los poderes políticos y económicos. Por eso nuestra posición trasciende la defensa de un funcionario u organismo estatal, para anclarse en  la exigencia de que se aplique la Ley y se cumplan los reclamos que desde los medios comunitarios, alternativos y populares venimos planteando desde su debate mismo.

El gobierno saliente utilizó la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA) para montar un aparato comunicacional gubernamental con el afán de disputarle el discurso a los medios opositores y hegemónicos, principalmente al multimedios Clarín. También afirmó que con su aplicación se acabarían los monopolios. Sin embargo a más de 6 años de su sanción esto no ha sucedido y nuestros reclamos sectoriales siguen sin ser resueltos.

Ahora, los medios comunitarios, alternativos y populares seguimos presos de una disputa entre dos sectores políticos, el macrismo y el kichnerismo, que manipulan una y otra vez la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, no para multiplicar voces y discursos, sino para confrontar entre ellos.

Una disputa en la cual nuestros medios siguen sin ser reconocidos en su especificidad, sin tener licencias, sin la elaboración de un plan técnico que garantice nuestro lugar en el 33% destinado a los medios sin fines de lucro. Volvemos así a quedar frágiles frente a posibles y nuevos decomisos, como pasó en los 90', como pasó durante el gobierno anterior con el allanamiento y secuestro de los equipos que sufrieron nuestros compañeros y compañeras  de Antena Negra TV.

Es en este contexto que llamamos al sector de medios comunitarios, alternativos y populares, a la búsqueda de la unidad, con el objetivo de lograr que se efectivicen nuestros derechos adquiridos por la lucha de años.

También demandamos a la nueva gestión nacional que explicite cuáles serán sus políticas para nuestro sector, exigiendo que, mientras no se regule el espectro radioeléctrico tal cual lo dice la ley, se garantice que no haya nuevos decomisos que atenten contra nuestro derecho a comunicar.

Seguimos reclamando el reconocimiento de nuestros medios comunitarios, alternativos y populares teniendo en cuenta los censos y empadronamientos efectuados oportunamente tras una larga y sostenida lucha que nos encontró junto a otras redes del sector.

Por todo esto exigimos:

*La autarquía de AFSCA y AFTIC, tal como establece la LSCA votada por el Congreso Nacional
*La aplicación de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.
*La elaboración del plan técnico y reserva del 33 % para el sector sin fines de lucro.
*Reconocimiento de los medios comunitarios, alternativos y populares como actores diferenciados dentro del sector de las sin fines de lucro.
*Apertura de concursos específicos para medios comunitarios, alternativos y populares.
Argentina, 15 de diciembre de 2015


bannerrnma

Desde la Red Nacional de Medios Alternativos nos hemos preocupado en los últimos años por analizar la situación política y de disputa de nuestros derechos. Esas posiciones han sido públicas y pueden encontrarse en nuestro sitio en Internet. Compartimos algunos de los documentos:

Documento RNMA: La Corte, Clarín, el Gobierno y los Medios Comunitarios, Alternativos y Populares

domingo, 6 de diciembre de 2015

Voces del Alba por Venezuela

#‎6D‬ ‪#‎EleccionesVenezuela‬


Hoy 6 de diciembre medios alternativos y populares de América y Europa realizamos una cobertura continental de las elecciones parlamentarias que se realizan en Venezuela.

El operativo comunicacional, denominado Voces del Alba por Venezuela: Parlamentarias 2015, emitirá noticias al momento a través de un operativo especial de radio que se transmitirá por la señal de la emisora Alba Ciudad, dial 96.3 FM . Además se generarán boletines informativos por distintos canales digitales. Ambos serán divulgados a medios y movimientos sociales de América y Europa.

Voces del Alba por Venezuela: Parlamentarias 2015, es una iniciativa colaborativa, de código abierto, esto quiere decir que los contenidos generados son libres de difusión citando la fuente. Los convocantes invitan a medios comunitarios, populares, públicos a sumarse a esta cobertura desde la premisa de que la comunicación es una tarea de todos/as e informar con veracidad y pertinencia es un compromiso.

sábado, 5 de diciembre de 2015

El pueblo argentino junto al venezolano


Desde el Capitulo Argentina de la articulación continental ALBA Movimientos sociales, y en conjunto con cientos de personas, militantes, intelectuales, movimientos y organizaciones populares, no dudamos en apoyar al valeroso pueblo venezolano en estos tiempos. 
Sabemos de lo fiable que es su sistema de consulta popular, lo han demostrado en sinfines de elecciones en todo este ultimo tiempo.

Pero sobre todo, confiamos en la Revolución Bolivariana que vienen haciendo y re-haciendo, en favor de mejorar las condiciones del pueblo venezolano, pero también de Nuestramerica y el resto del mundo.

El socialismo del siglo XXI sigue siendo una inspiración para quienes desde abajo y a la izquierda nos organizamos y construimos poder popular.

Acompañamos a los movimientos populares de Venezuela en la lucha que vienen desarrollando contra la derecha de Venezuela, y que cuenta con el apoyo externo de poderes económicos y políticos.

Repudiamos enérgicamente todos los actos de violencia que se acrecientan cada vez que se acerca una elección en Venezuela. En nosotros y nosotras encontraran sus aliadxs, sus compañeros y compañeras de resistencias y alternativas.

Ni allá ni aquí... "nadie se rinde, nadie se cansa."
¡Venceremos!
¡Mil veces Venceremos!

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Blogger Templates